Patio del Trabajo. Primer nivel


Agrimensura. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.08 * 3.33 m
Agrimensura
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.08 × 3.33 m

Agrimensura

En la escena aparecen cuatro hombres que realizan trabajos de agrimensura, cuya función es medir y delimitar áreas. En sus manos portan instrumentos de precisión, como el teodolito, odómetro y balizas, símbolos de los avances tecnológicos empleados en beneficio de la sociedad.

Esta obra reconoce el valor de los conocimientos empírico y científico, los cuales se conjugan para desarrollar el pensamiento del hombre nuevo, quien marcará la pauta y los límites de su propio progreso.


La medicina. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.09 * 1.33 m
La medicina
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.09 × 1.33 m

La medicina

Desde la antigüedad, el hombre procuró remediar sus males y dolencias, para ello utilizó los recursos que la naturaleza le concedió. Con el paso del tiempo desarrolló conocimientos más especializados hasta convertirlos en ciencia médica.

En la imagen se aprecia una serpiente que con su cuerpo envuelve una copa y deposita en ella la esencia del conocimiento. Las plantas que se entrelazan en la parte superior sirven de marco a las figuras centrales y aluden al esfuerzo mutuo de la humanidad para obtener su bienestar.


La qu�mica. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.08 x 1.33 m
La química
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.08 × 1.33 m
La qu�mica. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.09 x 1.32 m
La química
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.09 × 1.32 m

La química

La química estudia las propiedades, composición y transformación de la materia. Su origen se remonta a la práctica de la alquimia, con la cual se pretendía transmutar algunos elementos o revelar los secretos para perpetuar la vida. Estos procedimientos sentaron las bases del pensamiento científico, que ha generado grandes descubrimientos para mejorar la existencia del ser humano.

Las imágenes plasmadas en los murales remiten a los experimentos que el hombre realiza para acceder al conocimiento, los cuales le permitirán conformar y transformar el mundo.


Máquina eléctrica. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.09 * 1.33 m
Máquina eléctrica
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.09 × 1.33 m

Máquina eléctrica

Las máquinas tienen un papel primordial para el desarrollo de los pueblos, ya que aminoran el esfuerzo físico requerido en la realización de diversas labores. El uso de la energía eléctrica refleja el avance de la tecnología que impulsa al hombre hacia la modernidad.

En este mural se observan diversos mecanismos que evidencian el flujo de energía entre dos cuerpos, metáfora del principio transformador que propiciará la fuerza que necesita el ser humano para promover una nueva sociedad.


La medicina. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.10 * 3.80 m
La medicina
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.10 × 3.80 m

La medicina

Mediante la aplicación de la medicina tradicional y su vinculación con los adelantos de la ciencia moderna, el hombre ha sido capaz de crear sustancias que le permiten prevenir enfermedades, conservar la salud, recuperar el bienestar físico y preservar la vida.

Del mismo modo en que los hombres de este mural aplican sus conocimientos en la búsqueda de nuevas curas, la sociedad se empeña en generar otras alternativas para remediar los males que le aquejan.


El arco eléctrico. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.10 * 0.87 m
El arco eléctrico
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.10 × 0.87 m

El arco eléctrico

El arco eléctrico o arco voltaico es la descarga que se forma entre dos electrodos y se utiliza principalmente en la industria como fuente de luz, energía y calor.

El fresco alude a la fuerza que se genera en el interior de cada hombre, cuya interacción con los demás produce esa chispa que iluminará el sendero en la búsqueda de su libertad.


Rayos X. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.09 * 1.10 m
Rayos X
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.09 × 1.10 m

Rayos X

Los avances tecnológicos y los descubrimientos científicos dan lugar a mejores condiciones de vida para los humanos. En este panel se exalta el valor de los rayos X, que atraviesan los cuerpos opacos y permiten visualizar su interior, con el fin de realizar un diagnóstico médico.

A través de la radiación, la mano del hombre recibe la luz que le permitirá reconocer su interior y el dominio de sí mismo para lograr su crecimiento.


Geología. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.09 * 3.64 m
Geología
Diego Rivera, 1924
Fresco 3.09 × 3.64 m

Geología

En el interior de una cueva se aprecian diferentes capas de rocas. Dentro de ella cuatro hombres desnudos y arrodillados observan, con la ayuda de la luz de una antorcha, el fósil liberado del sedimento de la tierra por el personaje que empuña una herramienta. El sujeto que realiza la comparación de los datos registrados en el pergamino con el hallazgo obtenido complementa la escena.

Esta obra es una metáfora de la madre tierra que gesta en su vientre la transformación del conocimiento de la humanidad.


Producto del trabajo. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.09 x 1.34 m
Producto del trabajo
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.09 × 1.34 m
Símbolo producto del trabajo. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.09 x 1.34 m
Símbolo producto del trabajo
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.09 × 1.34 m

Producto del trabajo, Símbolo producto del trabajo

Las grisallas recrean vigorosos brazos que sostienen las sólidas plataformas en que se asientan bolsas de tela llenas de objetos, señaladas por flechas radiantes. Al frente de estas imágenes, martillos y hoces custodian las estrellas.

Las obras son alegorías del logro de los derechos laborales que el artista enaltece, porque reflejan los ideales alcanzados por la fuerza obrera y campesina.


El trabajo. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.10 * 1.97 m
El trabajo
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.10 × 1.97 m

El trabajo

El pintor representa el concepto del trabajo con la imagen de una mujer meditando en postura de flor de loto, que recuerda a Shiva, deidad hindú transformadora de la creación, quien lleva una estrella en la frente vinculada con el conocimiento, la sabiduría y la perfección espiritual de la humanidad.

Los brazos de la diosa invitan a los hombres a reflexionar, ya que al fundirlos en un solo cuerpo con las manos diestras de obreros y campesinos que sostienen la hoz y el martillo, se fortalece el compromiso del trabajo colectivo.


S�mbolo de agricultura. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.10 * 2.60 m
Símbolo de agricultura
Diego Rivera, 1924
Fresco 3.10 × 2.60 m

Símbolo de agricultura

El ser humano logró producir alimentos mediante la domesticación de animales y el descubrimiento de la agricultura, la cual se convirtió en el eje primordial para el desarrollo de las civilizaciones.

La mujer que medita simboliza la sabiduría ancestral de la agricultura, que hereda sus conocimientos a los hombres, quienes, con herramientas en mano y los elementos de la naturaleza, obtienen los frutos de la tierra.

Así como el discernimiento y la sensibilidad del hombre contribuyen al avance agrícola, la humanidad debe sembrar la semilla en su interior para perpetuar su esencia.


La operación. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.12 * 3.36 m
La operación
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.12 × 3.36 m

La operación

La cirugía es una de las prácticas más importantes empleadas por el hombre para la preservación de la vida.

El francés Élie Faure, médico y crítico de arte, invitó a Diego Rivera a presenciar algunas intervenciones. El artista retomó su experiencia en el quirófano y la plasmó en esta obra donde cuatro cirujanos realizan una operación, con el apoyo de una enfermera.

El mural simboliza a un sistema dañado que busca erradicar los males de una sociedad en decadencia a través del conocimiento y el uso de la tecnología.


Símbolo del infinito. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.17 * 1.50 m
Símbolo del infinito
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.17 × 1.50 m

Símbolo del infinito

Algunas civilizaciones aplicaron el concepto del infinito para lo que no se puede cuantificar y carece de límites.

En el fresco se muestra a una mujer con el símbolo del infinito entre sus manos, el cual se fortalece con la imagen de una serpiente que se encuentra alrededor del cuello, engullendo su cola, y los caracoles que se ubican en la parte superior.

Estos componentes hacen alusión a la naturaleza cíclica de las cosas, que conlleva la continuidad de la vida y la renovación eterna.


La investigación. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.14 * 3.26 m
La investigación
Diego Rivera, 1924
Fresco 3.14 × 3.26 m
Los investigadores. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.08 * 2.90 m
Los investigadores
Diego Rivera, 1924
Fresco 3.08 × 2.90 m

La investigación, Los investigadores

Las grisallas situadas al principio y final del muro sur refieren al proceso de la investigación formal. En ambos casos se aprecian personajes que observan con microscopios lo que no es posible examinar a simple vista; asimismo, experimentan y registran los datos arrojados para construir, corroborar o transformar el conocimiento. Mientras la humanidad se siga cuestionando sobre ciertos sucesos, este proceso estará inconcluso.

Dichas imágenes son analogía del estudio de la esencia del hombre, que le permite apreciar su interior para estar en posibilidad de aprender y modificar su actuar como un ser social.


Cactácea. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.13 * 1.30 m
Cactácea
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.13 × 1.30 m

Cactácea

La cactácea pertenece a una familia de aproximadamente 1,500 especies que proliferan en climas secos, la mayoría originarias de México.

En el fresco la dureza de la planta simboliza la entereza del hombre, quien aun en condiciones adversas da frutos. La tierra regenerada por el fuego significa el renacer de la semilla que fructificará en la conciencia de las nuevas generaciones.


La guerra. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.12 * 2.69 m
La guerra
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.12 × 2.69 m

La guerra

Desde  la  antigüedad,  los  grupos  humanos emplearon la fuerza y las armas para la defensa de sus pueblos o para someter a los adversarios, propiciando el inicio de la guerra.

En este mural, el artista personifica la guerra con una mujer que mantiene una postura apacible, desprovista de su escudo, pero que al empuñar la espada está dispuesta al combate.

La imagen es metáfora de la conservación de las bases ideológicas, sociales, políticas y culturales forjadas por la voluntad, fuerza e inteligencia, con las cuales se preservarán los valores que engrandecen a la nación.


Las ciencias. Diego Rivera, 1923. Fresco 3.13 * 2.47 m
Las ciencias
Diego Rivera, 1923
Fresco 3.13 × 2.47 m

Las ciencias

El hombre desarrolló su capacidad de observación y razonamiento para deducir principios que le permitieran explicar y comprender el mundo que le rodea. De estos procesos se derivó el concepto de ciencia.

Las ciencias se representan con una mujer recostada en su brazo izquierdo, quien apoya una tabla en sus piernas. Al centro del muro se encuentra grabada la estrella de cinco puntas, símbolo de la unión entre el principio masculino y femenino de las cosas, rodeado por una serpiente que se muerde la cola, alegoría del infinito. Este conjunto alude a la evolución del pensamiento en el género humano que lo acerca a su perfección.

Como esta grisalla se encuentra colocada de manera opuesta, frente a La guerra, los personajes de ambos frescos parecen verse entre sí. Su distribución recuerda que el progreso y avance tecnológico de la ciencia repercute en el desarrollo de la guerra.