-

-

Mardonio Magaña Camacho

El Refugio, Guanajuato, 23 de diciembre de 1885-Ciudad de México, 2 de febrero de 1947


Comenzó su carrera escultórica a los 56 años mientras trabajaba como conserje de la Escuela al Aire Libre de Pintura de Coyoacán, en la Ciudad de México, después de huir del campo debido a la falta de oportunidades y al caos que provocó la Revolución.

Magaña representó la tradición rural en el arte mexicano, a través de sus creaciones en madera, arcilla, barro y piedra, de grupos de personas con rastros duros y animales, que se distinguieron por su sencillez y evocación de una herencia popular. Su talento era natural, no necesitó instrucción alguna y perfeccionó su técnica autodidacta hasta lograr obras magníficas.

Diego Rivera lo consideró “el más grande escultor mexicano contemporáneo”, por ello, lo ayudó a que exhibiera en el Palacio de Bellas Artes en 1930 y promovió su trabajo con personas de distintos círculos. Es así que personalidades como Juan O’Gorman, Frank Lloyd Wright y Nelson Rockefeller tuvieron entre sus colecciones piezas de este campesino que se convirtió uno de los mejores escultores del siglo XX en México. Una muestra de que sus esculturas trascendieron de tal manera, es que ha formado parte de exposiciones en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en el Museo Nacional de Arte Mexicano de Chicago y el Museo de Bellas Artes de Montreal.