Guadalupe Rivera Marín

Ciudad de México, 23 de octubre de 1924


Hija de Diego Rivera y Guadalupe Marín. Su padre la llamaba “Piquitos” y fue miembro activo del Partido Comunista desque que tenía año y medio, a tal grado que la primera canción que aprendió fue “Bandera roja”.

Diego influyó en su hija para que desarrollara su sentido político y reafirmó en ella un carácter fuerte, heredado de su madre. Por ello, Guadalupe estudió derecho y años después colaboró con el gobierno del Distrito Federal, como senadora, diputada y jefa delegacional. Creó, además, la Fundación Diego Rivera para preservar la figura y obra de su progenitor, de quien dijo: “Mi padre fue uno de los creadores del México moderno. Contribuyó, definitivamente, a que el arte mural y público, que es nuestro, se reviviera”.