-

-

Genaro Estrada Félix

Mazatlán, 2 de junio de 1887-Ciudad de México, 29 de septiembre de 1937


Comenzó su carrera haciendo trabajo periodístico, poético y editorial en revistas y periódicos, como el Diario de la Ciudad de México, donde publicaba sus artículos con el nombre de “Zapatador”.

En 1930 fue designado Secretario de Relaciones Exteriores, posición con la que sustentó una política basada en los principios del derecho internacional, la defensa de la autodeterminación, la no intervención y la soberanía nacional. Renunció en 1932 y se le nombró embajador en España, así como ministro en Turquía y Portugal. A su regreso a México dirigió las publicaciones de la sre.

A él se le debe uno de los lineamientos axiales en la política exterior mexicana moderna, la Doctrina Estrada, la cual dispone que cuando otros países establezcan gobiernos de facto, México no juzgará esos cambios de autoridad porque ello implicaría una intromisión a su soberanía, así que se restringió a mantener o retirar a sus diplomáticos cuando lo crea pertinente y aceptará a los de naciones respectivas sin calificar el derecho de éstas a mantener o sustituir a sus gobernantes.

Alfonso Reyes señaló sobre Estrada: “Todo en Genaro era gusto… Con el mismo agrado y la misma sensibilidad emprendía un catálogo erudito y reorganizaba un archivo público… o resistía una discusión diplomática de dos hora”.