Berta Singerman

Minsk, Rusia, 9 de septiembre de 1907-Buenos Aires, Argentina, 10 de diciembre de 1998


Se le conoció como “La Lira Viviente”. Esta actriz y declamadora rusa dedicó su vida a difundir la poesía, mediante recitales dramatizados. Comenzó su vida artística en el teatro, pero la riqueza de su voz, su sentido del sonido, el ritmo y su gesto la impulsaron a la declamación profesional.

Cuando era pequeña se trasladó con sus padres a Buenos Aires. En 1926 viajó a España y Portugal para consolidar su carrera. El poeta Ramón del Valle Inclán no dudó en proclamar “que poseía la rara maestría de armonizar la voz y el gesto, provocando una fuerte emoción”.

Pablo Neruda, Juana de Ibarbourou, Leopoldo Lugones, Federico García Lorca, León Felipe, Juan Ramón Jiménez y muchos más fueron evocados por la garganta privilegiada de esta mujer. “Le devolví la poesía al pueblo. Saqué la poesía de los libros, a los que sólo accedían minorías selectas”, decía.